fbpx

Beat The Dancefloor es una colaboración entre el DJ Andreas Hölzlwimmer y el baterista Michael Dreilich. Combinando diferentes estilos y elementos individuales de diferentes canciones, los dos músicos crean su propio movimiento distintivo que serpentea a través de sus sets en vivo, que pueden llegar a durar hasta 2,5 horas, y no quiere soltarse. Las acapellas se superponen a las líneas de bajo de jazz, los samples y la batería de hip hop, y cada noche en una forma, orden e intención diferentes. También construyen sus propias producciones, las tocan en directo y las lanzan. BTD es un dúo al que le gusta la música en directo, se siente a gusto en los clubes pequeños y también le gusta llevar invitados al escenario. Esto ya ha ocurrido con Josie Claire Bürkle o Tom Thaler.

1

@